Ander Herrera, zaragocismo en vena

En la jornada 22 de la penúltima etapa del Real Zaragoza en Segunda División, cuando las cosas no estaban funcionando del todo bien, salió a escena un chico de la cantera de tan solo 18 años. Su nombre era Ander Herrera y acabaría deleitando a los aficionados de La Romareda semana tras semana.

Muchos relacionaron este repentino protagonismo con el puesto que, por aquel entonces, ocupaba su padre en la secretaría técnica del Real Zaragoza. Sin embargo, no necesitó demasiadas jornadas para demostrar que detrás de ese chico con un físico todavía de juvenil, había un diamante en bruto por pulir.

Desde su debut, jugó 19 partidos y tan solo se ausentó en dos de ellos (uno con el ascenso ya materializado). En estos 19 partidos, sus actuaciones sobre el terreno de juego y las declaraciones tras los mismos en zona mixta transmitían que era un chico muy maduro pese a su corta edad y con la cabeza bien amueblada.

Ander Herrera

Primer gran traspaso y progreso en su carrera

Tras la temporada de su debut soñado con ascenso incluido y dos más en primera, donde comenzó a asumir un rol más importante, Agapito Iglesias se vio obligado a malvenderlo al Athletic por 8,6 millones de euros para sanear una pequeña parte de los pufos que el mismo A.I. había creado.

En Bilbao conoció la filosofía del Athletic, basada en la fuerza que aportan los jugadores formados en la cantera de Lezama, y fue pieza calve de dos grandes conjuntos dirigidos por “El Loco” Marcelo Bielsa primero y por Ernesto Valverde después.

Ander Herrera

Fichaje millonario por un grande de Inglaterra, el Manchester United

Tres temporadas en San Mamés le valieron para que el Manchester United se fijara en él y pagara 36 millones, un precio quizás exagerado teniendo en cuenta el jugador que era por aquel entonces pero que, viendo su proyección y lo que ha progresado en Manchester, no parece tan desorbitado.

Hoy en día, a sus 27 años, ya se trata de un auténtico jugador más que válido para un grande como el United. De hecho, los elogios de parte de los aficionados y prensa británica son constantes y ya se habla de Ander Herrera como futuro capitán del Manchester United. Pero Ander se mantiene al margen de todo estos y sigue cumpliendo etapas poco a poco. La siguiente etapa es coger peso en la Selección Española, donde ya se ha asentado en las convocatorias.

https://www.youtube.com/watch?v=fwHoAk9ulfU

Han pasado 8 años de su debut en Zaragoza y el pasado fin de semana Ander Herrera copaba todas las portadas de la prensa inglesa tras dar una “masterclass” de este deporte ante el Chelsea, más que probable campeón de la presente Premier League.

Mourinho le encargó la difícil tarea de hacer de sombra del mejor jugador rival, Eden Hazard. No solo cumplió con su tarea, anulando totalmente al extremo belga, sino que además protagonizó las dos acciones del partido que acabaron en gol. En la primera, tras un robo en zona defensiva, dio una asistencia magistral que se encargó de materializar Marcus Rashford. En la segunda finalizó una jugada de Ashley Young con un duro disparo que se coló en la portería de Thibaut Courtois tras tocar en un defensor. Así titulaba su portada el periódico «The Game».

Ander Herrera

Con José Mourinho se ha asentado y está creciendo a pasos agigantados. Ha sabido modificar su posición hacia una zona del centro del campo más defensiva, en la que roba e inicia las jugadas de su equipo, aunque cuando lo requiere también actúa en posiciones más habituales a lo largo de su carrera como los interiores o la mediapunta.

Su Real Zaragoza, siempre presente 

Pese a haberse convertido en uno de los mejores centrocampistas de la Premier League y pese a la delicada situación que atraviesa el Real Zaragoza, Ander no olvida al equipo de sus amores. Siempre deja detalles en sus Redes Sociales que muestran su zaragocismo y es raro leer o escuchar una entrevista suya en la que no hable sobre su pasado y no declare su deseo de volver algún día al equipo de su vida.

En una de sus últimas entrevistas, en el diario El País, Ander lanzaba un nuevo guiño hacia su equipo de siempre:

Quiero volver algún día para intentar vivir grandes citas con mi Zaragoza. Me da igual en que categoría esté porque mi zaragocismo no depende de eso. Iría al club aunque estuviera en Preferente.

Quizás algún día Ander pueda cumplir su deseo y el de los aficionados del Real Zaragoza y acabemos viendo a uno de los últimos ídolos zaragocistas vistiendo de nuevo la camiseta blanquilla.

Ander Herrera