La UD Las Palmas de Quique Setién, el equipo de moda en España

La UD Las Palmas se encuentra en un momento de dulce desde la llegada de su entrenador Quique Setién a mediados de la temporada pasada. Llegó a ser líder de Primera División en las primeras jornadas del campeonato y actualmente se posiciona en mitad de la clasificación, una zona tranquila ya que se encuentra algo lejos de los puestos europeos pero los puestos de descenso no son una amenaza. En resumen, vive una situación deseada por cualquier club de sus características y con escasos recursos económicos.

Previamente a la llegada de Quique Setién, la UD Las Palmas había comenzado a construir los cimientos del equipo que es actualmente. Desde que estaba en Segunda División, debido a sus limitaciones económicas, desarrolló una política de cantera y reunió a un gran número de jugadores canarios, logrando una mezcla de experiencia con juventud y talento que se tradujo en el ascenso a Primera División.

Quique Setién y la implantación de un estilo de juego

Lo que hace que la UD Las Palmas sea el equipo de moda no es su clasificación en La Liga ni llegar muy lejos en torneos coperos o europeos. Lo que realmente hace especial al equipo canario desde la llegada de Quique Setién, ha sido la implantación de un estilo de juego que se adapta perfectamente al perfil de sus jugadores, logrando así una identidad propia.

UD Las Palmas

Un estilo de juego vistoso, basado en la posesión del balón y en su buen trato, intentando sacarlo jugado siempre desde el portero y rompiendo líneas de presión a través de triangulaciones y constantes desmarques de unos jugadores que gozan de total libertad de movimientos en ataque.

Además, Quique Setién tiene una dificultad añadida: la de controlar un vestuario que durante los últimos años se ha caracterizado por tener algún que otro episodio extradeportivo que ensombrece su buen momento futbolístico. Ya decidió que se diera salida a Sergio Araujo tras sus problemas de indisciplina y también tuvo que dar varios toques de atención a jugadores de la talla de Jonathan Viera o Momo.

Un trabajo de cantera envidiable

Además de su buen fútbol y el cumplimiento de objetivos deportivos, la UD Las Palmas posee algo difícil de lograr y es que sus aficionados pueden sentirse totalmente identificados con su equipo y sus jugadores.  Para corroborarlo basta con un simple dato: de los 23 jugadores que componen su plantilla a día de hoy, 13 son canarios. Esto no solo hace que sus aficionados se sientan más identificados con su equipo, sino que también se refleja en la implicación de los jugadores con el que es el equipo de su tierra.

Cada año irrumpen nuevos talentos de su filial y aunque algunos hayan salido del club por unas circunstancias u otras, han acabado volviendo para comandar el equipo.

Dos de las últimas grandes perlas que salieron de su filial fueron Roque Mesa y Jonathan Viera. En la actualidad, a sus 27 años, son los dos jugadores que marcan el ritmo del equipo. Su importancia es tal que, en el caso de Roque Mesa, lleva un año siendo firme candidato a ir convocado con la Selección Española.

UD Las Palmas

Fichajes diferenciales para la UD Las Palmas

A todo esto habría que sumarle otro factor diferencial: la UD Las Palmas y los responsables de su parcela deportiva se han sabido mover para completar una plantilla canarios con jugadores extranjeros de nivel TOP que llegan para marcar las diferencias y que no deben de ser fáciles de convencer para fichar por un club humilde.

El mejor ejemplo es el de Kevin Prince Boateng. Cuando llegó en el mercado de fichajes estival al club canario era toda una incógnita cual iba a ser su rendimiento. Pese a tener solo 29 años parecía llegar en el ocaso de su carrera ya que su estilo de vida a lo largo de esta no era el más adecuado para un futbolista que quiere competir hasta una alta edad. Sin embargo, parecía que Kevin Prince Boateng venía a España a reencontrarse con su mejor versión dejando atrás su pasado y así fue, ya que se ha convertido en un jugador clave en el once y es el máximo goleador del equipo.

UD Las Palmas

Al caso de Kevin Prince Boateng  también se suman los de Jesé Rodríguez y Alen Halilovic en el pasado mercado invernal. Los jóvenes talentos ex de Real Madrid y FC Barcelona no pasaban por su mejor momento en sus respectivos clubes (París Saint-Germain y Hamburgo SV) y han llegado a la UD Las Palmas para contar con minutos y seguir creciendo, al mismo tiempo que dotan al equipo canario de un mayor nivel futbolístico en cuanto a calidad y recursos.

Desde luego, si la UD Las Palmas consigue mantener el bloque y el estilo que ha logrado crear, podremos hablar de la lucha por objetivos mucho más ambiciosos que la permanencia, como la posibilidad de jugar en competiciones europeas.