FC Barcelona 6 – 1 PSG. Una remontada para la historia.

Partido histórico para los amantes del fútbol

Pese a no ser, ni mucho menos, aficionado del FC Barcelona, anoche disfruté como un crío viendo la remontada para la historia del club español ante el París Saint-Germain, de la misma manera que lo hice con el 4-0 de la ida en París hace tan solo dos semanas.

Y es que cualquier aficionado que ame este deporte, debería ver más allá de colores y disfrutar del conjunto de emociones que es capaz de producir este tipo de partidos aunque no sea tu equipo quien los dispute.

Lo cierto es que, conforme se acercaba la hora del partido, tenía la sensación de que el FC Barcelona iba a lograr la remontada o, al menos, estaría cerca de hacerlo y sería un partido bonito de ver. Y así fue.

Luis Enrique dio el primer paso para la remontada a principios de semana, demostrando que es un auténtico estratega. Cuando algún sector de la afición del FC Barcelona comenzaba a cargar contra el entrenador y el “run run” y los silbidos empezaban a ser habituales en el Camp Nou, el técnico asturiano decidió dar un golpe de efecto y anunciar que no renovaría con el FC Barcelona. Probablemente esto desvió la atención y restó presión a unos jugadores que, en este partido, tenían mucho por ganar y absolutamente nada por perder.

Remontada para la historia

Más intensidad que juego

No fue uno de los partidos más brillantes en cuanto al juego de toque al que nos tiene acostumbrados el FC Barcelona, pero si fue uno de los más valientes que se le recuerdan, saliendo desde el primer minuto con las líneas muy adelantadas y una presión brutal al más puro estilo del Atleti del Cholo Simeone.

Samuel Umtiti, Gerard Piqué y Javier Mascherano estuvieron imperiales en defensa pese a jugar sin laterales y estar más expuestos, mientras que el trivote formado por Ivan Rakitic, Andrés Iniesta y Sergio Busquets dio un clinic de cómo se debe presionar, anticiparse al rival y recuperar balones sin parar.

El París Saint-Germain, por su parte, salió acobardado y encerrado en su área a la espera de que el reloj corriese y el marcador de la ida pesara a los culés. Sin embargo esto jugó en su contra ya que a los tres minutos Luis Suarez aprovechó un error del portero alemán Trapp para marcar el primero y aumentar las esperanzas de remontada, que empezaba a ser posible.

En una primera parte impecable en cuanto a derroche físico y recuperaciones de balón se refiere, el FC Barcelona lograba hacer lo más difícil: abrir la lata y acercarse a la remontada estableciendo el 2-0 en el marcador antes de llegar al descanso del partido.

A la vuelta de este, Neymar Jr apareció en escena para provocar un penalti que transformaría Leo Messi. Pero cuando más cercana parecía la remontada del equipo blaugrana, apareció de nuevo el matador uruguayo, Edinson Cavani, para fusilar la portería de Ter Stegen a falta de tan solo media hora haciendo casi imposible la épica blaugrana.

Remontada para la historia

Neymar Jr. se vistió de héroe

En una noche en la que un Luis Suarez peleón y un Leo Messi bien vigilado no brillaron tanto como se podía esperar, apareció Neymar Jr. para coger las riendas y tirar del carro por los tres. De hecho, al final del partido reconocía en una entrevista lo siguiente: «Es el mejor partido que he jugado en mi vida. Por la historia, por los goles, por el nivel equipo. Estoy en un momento muy bueno. Estoy muy feliz».

El brasileño se echó el equipo a las espaldas, en especial en la segunda parte, y participó en los cuatro últimos goles de su equipo.

Forzó el penalti del tercero (50’), limpió las telarañas de la escuadra en el cuarto en una falta que el mismo había provocado (88’), materializó el quinto tras un inexistente penalti sobre Suarez (90’) y asistió a Sergi Roberto en el sexto y definitivo (95’), manteniendo la cabeza fría para recortar a Verrati y temporizar lo justo para que el de Reus no entrara en fuera de juego y pudiera llegar al remate.

Remontada para la historia

Sergi Roberto no olvidará nunca esta noche

Neymar Jr. fue el héroe del partido, pero el gol de Sergi Roberto en el último minuto de partido pasará a la historia por ser el definitivo, desatando un torrente de emociones y locura en la grada, en el césped y en todo aficionado que se encontrara siguiendo el encuentro.

Un chaval de La Masía obraba el milagro en el que muy pocos creían y que, una vez conseguido, ya forma parte de la historia del fútbol. Seguro que Sergi no olvidará esta noche. Todo jugador de la tierra y formado en una cantera durante tantos años sueña con algo así.

Pese a que ya se trata de una realidad, Sergi Roberto está llamado a tomar el relevo de Andrés Iniesta y que mejor manera de empezar a hacerlo que con un gol al más puro estilo del de Fuentealbilla en Stramford Bridge o Sudáfrica.

Remontada para la historia

Ter Stegen decisivo en la eliminatoria

Pese a encajar cuatro goles en el Parque de los Príncipes hace dos semanas, Ter Stegen evitó una goleada mucho mayor con numerosas paradas, pero lo mejor estaba por venir.

Como ya nos tiene acostumbrados, anoche inició todos los ataques de su equipo y salvó la presión rival con su gran juego de pies. También tuvo un papel decisivo cuando, en el minuto 64, le sacó un pie milagroso a Edinson Cavani mientras este se plantaba solo ante el alemán.

Finalmente, recuperó el balón más importante del partido tras haber subido a rematar a la desesperada la penúltima jugada de ataque de su equipo y provocó la falta que daría lugar al gol definitivo.

Remontada para la historia

Sin duda alguna, el de ayer fue el partido más emocionante de lo que llevamos de temporada y ya es la mayor gesta en la historia de la Champions League, por lo que hoy entra en la categoría de “Partidos Históricos” de este blog.

Remontada para la historia